La transmisión de enfermedades según el Islam

De Wikipasoj
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Pregunta

Se ha narrado del Profeta Muhammad (PB) que dijo: "No existe la infección en el Islam." Dada la prevalencia del virus Corona 19 y la susceptibilidad de las personas a la propagación de enfermedades en la sociedad, ¿no es esta afirmación contraria a la ciencia y a la razón?


El Islam no solo cree en el hecho de que la enfermedad es infecciosa, sino que también considera que en un principio la enfermedad es contagiosa, a menos que se demuestre lo contrario.

Pero la narración "no hay infección…; No hay contagio…" ha llevado a algunos malentendidos. La cadena de narradores de esta narración es muy débil. Desafortunadamente, algunos extremistas en el campo de la medicina tradicional, según esta narrativa, no evitan las enfermedades infecciosas y alientan a las personas a no protegerse. Esta narración es contradictoria con otras que prohíben acompañar a los pacientes que tengan enfermedades contagiosas. Si hipotéticamente aceptamos esta cadena de narración significa que, si la enfermedad es contagiosa, la persona infectada no tiene derecho a demandar a quien le contagió, no puede reclamar daños ni responsabilizarlo por su enfermedad.

El contagio en las narraciones

La propagación de algunas enfermedades se ha precisado en fuentes religiosas y no se puede dudar de su origen:

  • En una narración, se cita al Profeta del Islam (PB) diciendo: "Una persona enferma no debe acudir donde una persona sana". Esta narración parece oponerse a varias narraciones al recomendar visitar al enfermo. Según la interpretación, el principio de las enfermedades es el contagio y la práctica recomendada de visitar es permisible solo si estamos seguros de que la enfermedad no es infecciosa.
  • También se narra del Profeta Muhammad (PB): "Escapa de la lepra, así como huyes de un león". Según otra narración, un leproso se acercó al Profeta Muhammad (PB) para jurarle lealtad, pero él aceptó sin darle la mano.

Por otro lado, algunos informes afirman que el Mensajero de Dios (PB) y Ahl al-Bayt (P) comieron junto a los leprosos. No existe discordancia entre las narraciones de alejarse de la lepra y las narraciones de comer junto con los contagiados, debido a que la enfermedad es de dos clases: Tipo seco que no es contagioso y del tipo que es contagioso. Por lo tanto, los leprosos con enfermedades infecciosas tenían prohibido entrar en las ciudades y estar entre la gente. Lo más probable es que quienes comieron junto con los Infalibles (P) no tuvieran lepra contagiosa.

  • Alguien le preguntó al Imam Kadim (P): "Si una plaga viniera a una ciudad y yo estuviera allí, ¿debería salir? El Imam dijo: Sí. ¿Si estuviera en un pueblo?, preguntó. Respondió: Sí y ¿Si estuviera en casa?, volvió a replicar. El Imam Kadim nuevamente asintió: Sí, deberías irte. El hombre declaró: ¡Citamos del Mensajero de Dios (PB) que dijo que escapar de la plaga es como escapar de la guerra! El Imam (P) explicó: El Profeta de Dios (PB) dijo eso a aquellos que se encontraban en áreas importantes o en plena lucha contra el enemigo y cuando llegó la plaga, los soldados huyeron con miedo y dejaron abandonado el campo de la guerra.
  • El Profeta Muhammad (PB) dijo: "No mires a las personas que tienen lepra y cuando hables con ellos, aléjate tanto como una lanza". Es posible que el consejo de no mirar tenga un aspecto moral para ambas partes, pero la distancia de una lanza mencionada en la narración es de unos dos metros y los expertos hoy en día recomiendan esta distancia para prevenir la propagación de una enfermedad.
  • El Imam Sayyad (P) en su maldición a los enemigos del Islam dice: "[¡Dios!] Mezcla sus aguas con cólera y su comida con dolores (enfermedades)."

En esta narración, el Imam (P) le pide a Dios que mezcle el agua de los enemigos con este germen para que se infecten. A partir de esta narración queda claro que Ahlul Bait (P) cree en la transmisión y la creencia en el contagio es aceptada en el Islam.

Examinando la narración de "No existe contagio en el Islam"

La narración "No existe contagio en el Islam", ha llevado a algunos conceptos erróneos. Esta es una narración cuya cadena de narradores es muy débil a través de los chiítas. En las fuentes sunitas, se ha considerado correcto narrar a Sahih Muslim y Sahih Bujari, aunque también ha causado algunos problemas entre ellos debido a su conflicto con otras narraciones y diversas controversias.

Esta narración se cita en fuentes chiítas de la siguiente manera:

Nadr ibn Qarawash Yamal narra: «Le pregunté al Imam Sadigh (P) si debería separar un camello con sarna de mis otros camellos por temor a que se contagie. El Imam (P) citó que un beduino se acercó al Mensajero de Dios (PB) y dijo: "¡Oh Mensajero de Dios! He visto ovejas, vacas y camellos baratos que tienen sarna, no quiero comprarlos, no sea que su sarna se propague a los animales que tengo. El Profeta Muhammad (PB) le dijo: Entonces, ¿quién infectó al primero? Luego expresó que la transmisión no existe en el Islam.»

Algunos extremistas en el campo de la medicina tradicional, citando esta narrativa no evitan las enfermedades contagiosas y alientan a otros ha hacerlo. Creen que un musulmán no se enfermará al adoptar un estilo de vida islámico y tomando como ejemplo las narraciones de los Infalibles (P) comiendo junto con los enfermos de lepra, consideran que confiar en Dios es la solución al problema.

Esta justificación contradice las narraciones sobre cómo evitar las enfermedades infecciosas y la diferencia entre lepra infecciosa y no infecciosa también socava su argumento.

Aceptar el principio de transmisión y rechazar su dictamen

"Contagio" se menciona en otras narraciones junto a "Tirah" (presagio). Este término es uno de los nueve casos mencionados en el hadiz de Raf'. Según la conocida opinión de los eruditos, los nueve casos del hadiz de Raf', su verdad y existencia no ha sido negada. La infección, el presagio y otros casos son un principio y un hecho innegable.

Este significado es confirmado por las palabras del Imam Ali (P) que dijo: "El presagio y la transmisión no es correcta". En esta narración, el Imam (P) no niega la existencia de la transmisión, pero niega su sentencia. En caso de que se transmita una enfermedad, la parte infectada no tiene ningún derecho sobre la persona portadora y no puede reclamarle daños ni perjuicios bajo este pretexto ni responsabilizarlo por su enfermedad.


Notas

  • Este artículo está tomado principalmente de «سرایت بیماری‌ها از نظر اسلام» en wikipasoj de persa.